sábado, 25 de febrero de 2017

Café Ufológico RIO54 de febrero: Temas inquietantes para reflexionar…



Vista parcial de la larga mesa de RIO54 en la gran reunión del mes de febrero.

El 2 de febrero tuvimos otra muy concurrida reunión del Café Ufológico RIO54, con nuevos amigos y amigas que contaron historias atrapantes para quienes nos apasiona la cuestión ovni y temas conexos. En primer lugar, el co-coordinador de RIO54 Rubén Morales informó que minutos antes había estado en videoconferencia vía Skype con el Café Ovni Valencia (España) que coordina el activo estudioso Luis Pisu desde el año 2012. Como dato curioso, el Café Ovni Valencia se reúne todos los primeros jueves de cada mes, es decir exactamente el mismo día que RIO54 en Buenos Aires, estando solamente separados ambos por la diferencia horaria entre España y Argentina.
En esa comunicación por internet, Morales dio detalles de algunos avistamientos contenidos en su libro "Los ovnis de la Antártida", lo que fue motivo de un enriquecedor intercambio de preguntas y respuestas, y luego comentó a los amigos de Valencia el gran éxito que significó el lanzamiento del Café Ufológico de Quito (Ecuador) que en su primera reunión convocó a más de 140 personas, excediendo la capacidad del restaurante elegido, lo que obligó a sus responsables a cerrar las puertas. El Café Ufológico de Quito es coordinado por Adriana Urrutia, quien fue una entusiasta participante del Café Ufológico RIO54 mientras vivió en la Argentina. Al regresar a su tierra, Adriana se propuso tomar el modelo del café ufológico para reproducirlo en Quito, lo cual resolvió de manera superlativa, hecho que una vez más viene a confirmar la importancia de realizar este tipo de encuentros interpersonales entre los que compartimos un tema en común, facilitando una comunicación humana, franca y directa, en estos tiempos donde la virtualidad de las redes sociales muchas veces nos confunde, nos satura, nos desinforma, nos aliena. ¡Felicitaciones Adriana por este logro y que el Café Ufológico de Quito continúe con todo éxito!

Así es RIO54, el micrófono pasa de mano en mano, la palabra circula y todos escuchamos.
A continuación, en su primera visita a RIO54 Francisco Ruiz recordó un episodio que lo impresionó, cuando pasaba sus vacaciones en Necochea durante el año 2000, mientras realizaba caminatas nocturnas con sus allegados por la playa, en una zona con médanos de más de 100 metros de altura. En dos noches consecutivas estuvieron acompañados durante la marcha por un ruido intenso que parecía proceder del mar o del cielo, sin observarse nada anormal, ningún barco, avión o maquinaria capaz de producir ese ruido. Era como el sonido de un motor eléctrico, que alternadamente se intensificaba y decaía, de manera oscilante, pulsante, claramente era provocado por algún artefacto de tipo mecánico.
Varios asistentes de nuestra larga mesa comentaron que en diversas partes del planeta se han escuchado sonidos similares de origen desconocido.
Expone en RIO54 el antropólogo Carlos Martínez Sarasola. 
También le dimos la bienvenida a Pilar Villagra, quien tuvo intensas vivencias de encuentros con entes sobrenaturales desde su temprana infancia, incluyendo una experiencia personalísima a los 26 años en relación a una situación de embarazo, un relato que mereció toda la atención de los más de cuarenta asistentes al Café Ufológico RIO54.

Por su parte, Angélica Livi recordó que en su juventud tenía recurrentes problemas respiratorios y de garganta. Una madrugada, hacia las 3 de la mañana, iba caminando con su pareja por la calle Dardo Rocha en Martínez, cerca del Golf, la calle estaba desierta a esa hora. De pronto se encontraron frente a una nave suspendida a la altura de los techos de las casas, era un objeto oscuro con unas luces en su parte inferior. Angélica se acercó hasta ubicarse debajo para observar mejor las luces, y en ese momento sintió que se producía un contacto durante el cual le dijeron -entre otras cosas- que se iba a curar de sus dolencias. La nave habrá estado allí unos 15 minutos antes de elevarse, afirmó. Efectivamente, a partir de esa escena terminaron sus complicaciones de salud y luego tuvo otros contactos. Preguntada sobre el aspecto físico de esos visitantes, respondió que no tienen aspecto físico, que son seres puramente energéticos.

Nada mejor que conversar sobre temas de interés común en un clima de amistad.
Pero todas las vertientes de abordaje tienen cabida en el Café Ufológico RIO54, en esta oportunidad contamos por primera vez con la grata presencia del antropólogo Carlos Martínez Sarasola, quien es un eminente estudioso de los pueblos originarios argentinos, autor de una decena de libros académicos sobre el tema, además de ser profesor e investigador en diversas universidades y consultor de la UNESCO. Manifestó que hace más de 40 años se dedica al estudio de los pueblos indígenas y también se interesa por otros ítems que de ordinario escapan al ámbito académico -subrayó-, como la temática ovni, y recordó un incidente personal: Pasó su infancia en Ramos Mejía (Pcia. de Buenos Aires), donde 50 años atrás todavía existían muchos terrenos baldíos y espacios descampados. Entre los pocos vecinos, frente a su casa vivía un capitán de la Marina. El capitán le comentó al padre de Carlos que veía luces raras casi todas las noches, pero el padre de Carlos era muy escéptico y no le creyó. Para convencerlo, el capitán le dijo que le avisaría cuando apareciera de nuevo el fenómeno. Y cumplió su palabra, una noche los llamó y pudieron ver una luz del tamaño de una estrella de primera magnitud que se movía en el cielo. La luz permaneció estacionaria unos minutos, luego descendió hasta que por fin comenzó a alejarse velozmente virando a un intenso color rojo lacre. Los observadores coincidieron en que eso debía ser algún tipo de artefacto aéreo desconocido, algún tipo de máquina, no podía tratarse de un fenómeno natural.

Finalmente, Martínez Sarasola elogió el libro "Los ovnis de la Antártida", calificándolo como el mejor libro sobre estos temas que haya leído en la última década. Similares conceptos virtió David Altheim, quien dijo que su interés lo llevó a "leerlo dos veces" y se refirió a su especialidad, la exodiplomacia. El co-coordinador de RIO54 Mario Lupo y el aerotécnico Jorge discurrieron sobre posibles explicaciones acerca de un caso referido a una luz que estuvo fija en el cielo largo tiempo para luego salir disparada en recta hasta perderse en el horizonte. Jorge también dio detalles sobre los equipos de última generación para detección magnética de objetos voladores en el cielo a los que se puede acceder hoy día. 

Rubén Morales con el prolífico inventor José Fandi, que tiene
más de 80 patentes registradas a sus 90 años. 
También otros participantes de la reunión como Enzo Fiorenzis, Facundo y Elizabeth comentaron experiencias personales de observación. Otro relato particular lo sumó el ingeniero Sebastián Consorti, quien estando en Italia junto a otros turistas vieron dos perfectas esferas sobre el histórico foro romano.

José Raimundo Fandi, presidente de la Asociación Argentina de Inventores, el integrante de nuestra mesa de mayor edad a sus bien llevados 90 años, prefiere no hablar del pasado sino lanzar propuestas, en esta ocasión propuso generar un proyecto para establecer un marco especulativo que permita pensar desde que sitios del Universo y con que tecnologías podrían llegar a la Tierra los visitantes cósmicos. 

RIO54 es el lugar para intercambiar y actualizar informaciones sobre el tema que nos reúne.
Luego intervino Pablo Basso, astrónomo aficionado y director del Planetario Móvil Buenos Aires, refiriéndose a la actividad educativa y de difusión astronómica que realiza el Planetario, así como advirtiendo sobre los objetos naturales y satelitales que pueden dar lugar a confusiones con ovnis, tales como la muy visible estación espacial ISS que tiene una órbita variable y que eventualmente puede verse detenida en el cielo. Pablo añadió que en su larga experiencia astronómica no tuvo observaciones de objetos no identificados, pero que desde un enfoque hipotético entiende que debe haber muchos mundos habitados y que es posible que nos estén visitando desde hace mucho, y hasta cabe especular que estén aportando tecnología a determinados centros de poder mundial. Con pertinencia, Lali Alvarez intervino para recordar las audaces declaraciones del ex ministro de defensa canadiense, Paul Hellyer, quien en 2013 sorprendió a la opinión pública al afirmar que decenas de razas extraterrestres visitan nuestro planeta y que al menos dos aliens viven alojados en una instalación militar norteamericana como parte de un pacto de intercambios entre civilizaciones…

Y todo esto fue solo una pequeña porción de lo que se conversó en este apasionante encuentro de febrero del Café Ufológico RIO54. Nos fuimos retirando lentamente, como suele suceder, del Café de La Subasta, charlando sobre todos estos temas que nos dejan pensando, que nos invitan a recabar más información, a confrontarla, a compartirla, a observar el cielo con otra mirada, a internarnos en historias que no aparecen en los medios de comunicación, que no dan rating a la TV, que no son trend topic en twitter, a tomar conciencia de una realidad silenciada que se perfila con nuevos trazos en cada reunión mensual del Café Ufológico RIO54.

Tuvimos en febrero otro encuentro cordial y apasionante con muy buena onda!
La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 2 de marzo, a las 18,30 en Río de Janeiro 54, CABA.

Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.

También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.

miércoles, 18 de enero de 2017

REVELACIONES Y OCULTAMIENTOS SOBRE OVNIS VISTOS DESDE AVIONES



Vista parcial de la reunión del Café Ufológico RIO54 de enero de 2017.


Una reunión magistral tuvimos en el Café Ufológico RIO54 del día 5 de enero. Fue el primer encuentro del año 2017 y resultó coronado por la presencia de más de 40 asistentes que animaron una enriquecedora charla sobre ovnis y temas conexos. Fue un encuentro admirable, aún siendo el primero del año y en pleno periodo de vacaciones veraniegas. De esta manera ingresamos en nuestro séptimo año de reuniones continuadas, realizadas en un lugar de acceso público como lo es el Café de la Subasta que tan amablemente nos recibe siempre, en el cual los coordinadores Mario Lupo y Rubén Morales procuran distribuir la palabra sin imponer ninguna línea particular de pensamiento, donde la libertad para abordar todos los temas con agenda abierta es la piedra angular del crecimiento sostenido en el tiempo de RIO54.

En el habitual mensaje de apertura, Rubén Morales expresó su solidaridad con Pablo Warmkraut, uno de los más consecuentes amigos de RIO54, quién se está reponiendo de las heridas sufridas durante un episodio de delincuencia e inseguridad de los tantos que se están produciendo en nuestra "bendita tierra argentina" -como la denominaba con esperanza Don Pedro Romaniuk. Enviamos un gran abrazo a Pablo, quien se está recuperando satisfactoriamente tras haber sufrido 3 heridas de arma blanca que pusieron en riesgo su vida. 

En segundo lugar se anunció que está próximo a lanzarse un nuevo café en Latinoamérica, se trata del Café Ufológico de Quito (Ecuador) inspirado y coordinado por la estudiosa ecuatoriana Adriana Urrutia, quien fue una activa integrante de RIO54 cuando estuvo en la República Argentina y ha tomado el modelo para realizar reuniones similares en su país.

En tercer término Morales se refirió a su reciente participación en el Forum UFOZ 2016 en la ciudad de Foz de Iguaçú, en el sur de Brasil, invitado por el investigador Ademar Gevaerd, oportunidad en que se lanzó su libro "Los ovnis de la Antártida" traducido al portugués y publicado en Brasil gracias a la iniciativa de Gevaerd. El Co-coordinador de RIO54 expresó su positiva sorpresa al comprobar que estos congresos brasileños reúnen a más de 20 conferencistas internacionales y llenan un auditorio con centenares de personas, todo acompañado por una gran producción de libros, merchandising, revistas y DVDs que por su volumen impacta a quienes estamos acostumbrados al escasamente provisto mercado ufológico argentino.

A continuación, como sucede en todas las reuniones del Café Ufológico RIO54, se dio la bienvenida a los participantes que llegan por primera vez. En principio se presentaron Alberto Scaravaglione y su esposa Cristina Alfano. Alberto es gerente del Planetario Móvil Buenos Aires, un emprendimiento que realiza actividades educativas astronómicas y también fabrica planetarios transportables.

Por su parte, Alejandro Caracciolo expresó que había quedado muy impactado por el fenómeno visto masivamente durante largas horas desde la ciudad de Buenos Aires y gran parte de la provincia el 17 de septiembre de 1985. Varios integrantes de la mesa, como Javier Stagnaro y Daniel Postizzi, coincidieron en informar que ese objeto había resultado ser un globo MIR francés de investigación estratosférica que había sufrido una avería y finalmente terminó precipitándose a tierra en la provincia de Santa Fe. Postizzi expresó que ese tipo de globos se utilizan para medir las corrientes de chorro en la alta atmósfera, las que luego son aprovechadas para reducir el consumo de combustible de los aviones que hacen viajes intercontinentales. Ana Serrano, amiga del Café Ufológico RIO54 desde sus primeras reuniones, expresó que más allá de las interpretaciones, aquel fenómeno de 1985 fue un formidable detonante del interés público en el tema ovni, además de que los circunstanciales testigos quedaron muy shockeados y aún siguen recordando el suceso con una fuerte emotividad. Para quienes deseen profundizar sobre ese caso, hay un minucioso informe que analiza todas sus aristas, publicado por Luis Pacheco (nos referimos al investigador bonaerense, no a su homónimo rosarino).

Rueda de presentaciones en el Café Ufológico RIO54.
Luego Vicente "Tito" Rótolo habló sobre sus saberes en ciencia, tecnología y electrónica, agregando que participa en el Observatorio de Parque Centenario que depende de la Asociación Amigos de la Astronomía. María Ester Vázquez, originaria de Gualeguaychú provincia de Entre Ríos, dijo que tomó contacto con el tema ovni cuando estudiaba en la escuela secundaria y un profesor de historia le acercó el libro "Recuerdos del futuro" de Von Däniken. Relató que era común hablar de ovnis en Gualeguaychú por su cercanía geográfica a la estancia La Aurora de Uruguay, a la cual grupos de vecinos concurrían en busca de alguna experiencia no convencional.

Como siempre decimos, cada reunión de RIO54 va tomando su propio tema, su propio clima, y en esta oportunidad los enfoques aeronáuticos prevalecieron en la agenda, máxime al haber todo un sector de nuestra larga mesa ocupado por técnicos aeronáuticos en actividad, entre ellos Ivana y Carlos que llegaron por primera vez, más otros como Jorge y Leandro que ya son habitués de RIO54 y también concurrió Daniel Valdivia que es ingeniero aeronáutico. Varios profesionales de la aviación dijeron que las aerolíneas comerciales suelen tener reportes de fenómenos difíciles de explicar, pero pocos se animan a informar tales avistamientos, ya que los pilotos deben someterse a un riguroso exámen psicofísico cada 6 meses y los aerotécnicos cada tres años. Un piloto se sorprendió al ver una luz en la punta del ala de su avión, que luego se fue desplazando por el borde del ala hacia el fuselaje y de ahí a la cola, para por fin salir disparada hacia el cielo. Claro que si informara este tipo de experiencias podría sellar su carrera laboral.

Medidor de campos magnéticos de última
generación, uno de los varios aparatos

exhibidos en la reunión por los aerotécnicos.
A continuación, comenzó a circular en la mesa una copia impresa del reciente informe 2016 de la CEFAE (Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales de la Fuerza Aérea Argentina), para debatir su contenido. En principio se elogió que la Fuerza Aérea tenga su mirada puesta en el tema ovni, aunque también llamó la atención que la totalidad de los 40 casos de ese informe resultaron explicados por causas naturales y queda flotando una duda ¿será esa la totalidad de los casos analizados por el ente oficial o son solo una muestra cuidadosamente seleccionada de casos explicables?
Se valoró que este segundo informe, a diferencia del de 2015, explica la metodología utilizada en el estudio de cada caso y además -también a diferencia del anterior- el nuevo documento incluye en portada el barroco logotipo que identifica a la comisión desde sus inicios y presenta escaneadas las firmas de sus responsables, como si hubieran tomado nota de las opiniones vertidas en este mismo blog sobre el informe del 2015: "no contiene sello de la oficina que lo emite y nadie firma como responsable. Es curiosa tal desprolijidad administrativa, a sabiendas de que la papelería castrense por tradición suele abundar en sellos, escudos, membretes y emblemas con la firma al pie del jefe de la repartición".

Un integrante de la mesa comentó que en estos documentos se reitera la inclusión de consultores extranjeros, como si escasearan en el país estudiosos nacionales suficientemente calificados para analizar una simple fotografía, además teniendo en cuenta que algunos avistajes podrían tener importancia estratégica para el espacio aéreo argentino.

RIO54 es una reunión de amigos con un tema que los une.
El histórico investigador Mario Coen recordó los años 60, cuando fue colaborador de otra comisión, la COPEFO (Comisión Permanente Para el Estudio del Fenómeno Ovni) de la Armada Argentina, bajo la dirección del Capitán Omar Roque Pagani, épocas en que la Fuerza Aérea también investigaba ovnis con el Comodoro Eduardo J. Palma y el Suboficial Roalde Moyano. Coen manifestó que sería importante poder acceder a los expedientes que habían acumulado las Fuerzas Armadas en esos años 60 y 70, archivos que eran muy voluminosos y que nunca se liberaron al público.

Javier Stagnaro se refirió a la comisión creada en el CITEFA en los años '90, a la que fue convocado para participar activamente. Era un equipo multidisciplinario que funcionaba bajo el liderazgo del Comodoro Juan Carlos Mascietti, del Capitán Daniel Perissé y del espeleólogo Julio Goyén Aguado. 

Y hablar de estos temas llevó a mencionar dos aspectos oscuros que siempre aparecen: La desinformación y el ocultamiento. Stagnaro recomendó a los interesados en conocer cómo operan los mecanismos de desinformación, la lectura del capítulo XIII del libro "Los ovnis de la Antártida" que revela los manejes del Proyecto Libro Azul y de la Universidad de Colorado acerca de los casos antárticos de 1965.

El Co-coordinador de RIO54 Mario Lupo introdujo otro caso más reciente también vinculado a investigaciones oficiales y ocultamientos, la explosión sucedida en Monte Grande en 2011, y Alejandro Aucana amplió el tema por haber investigado personalmente esa explosión, agregando que fue provocada por la caída de un objeto incandescente que impactó primero en un poste de luz y destruyó completamente una vivienda, con una víctima fatal como lamentable saldo.

Como en todas las reuniones, se hizo el habitual sorteo gratuito de materiales aportados por los asistentes, y entre ellos se sumó un curioso libro a la Biblioteca Circulante de RIO54, que merece destacarse por tratarse de una encomiable tarea de traducción realizada con verdadero profesionalismo por dos integrantes de nuestro café ufológico, Celeste y Sebastián. El libro puede también descargarse gratuitamente en PDF y es inquietante desde el mismo título: "El canto de sirena de los fantasmas hambrientos" de Joseph Fisher.

Y todo ésto es apenas un muy mínimo resumen de todo lo conversado en el encuentro de enero, porque -como siempre decimos- para saber todo lo que se dice en RIO54, hay que estar en RIO54

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 2 de febrero, a las 18,30 en Río de Janeiro 54, CABA.

Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.
También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.

"El canto de sirena de los fantasmas hambrientos"



Como se sabe, las reuniones de los cafés ufológicos como RIO54 son solamente reuniones de conversación. ¿Solamente? Bueno, digamos que la conversación sirve para crear consensos, con toda libertad, entre personas que comparten ideas afines y el siguiente paso es que la conversación también sirve para generar proyectos comunes entre quienes comparten esas ideas. Por eso, de RIO54 han surgido grupos de investigación, actividades de divulgación, salidas de observación y vigilia, lecturas compartidas y -fundamentalmente- nuevas amistades, tal vez jamás imaginadas antes de haber concurrido a RIO54. En esta oportunidad, dos consecuentes amigos de RIO54, Celeste y Sebastián, desean compartir un libro en cuya traducción colaboraron, una tarea nada sencilla: "The Siren Call of Hungry Ghosts" es un volumen de 272 páginas sobre mediumnidad y canalización, el cual pueden descargar para leer o imprimir en español desde:

El autor de la obra, Joseph Fisher, fue un investigador canadiense especializado en metafísica, con otros dos libros relacionados: "Life Between Life" (Vida entre vidas) y "The Case For Reincarnation and Predictions" (Ensayo sobre reencarnación y profecías), de los cuales no hay aun traducción al español.

El libro en cuestión desarrolla una extensa investigación sobre supuestos "guías" y "maestros ascendidos" que hablan a través de diferentes médiums en trance, los cuales sostienen haber tenido vidas mundanas pero que ahora su trabajo consiste en "guiar," "controlar" y "conducir" a cierta clase de seres humanos.

Fisher, maravillado por el contenido metafísico de las sesiones y en particular por el enriquecido intercambio con su "guía" personal, se toma el trabajo de relevar cientos de mensajes que detallan las vidas pasadas de los asesores descarnados, y viaja a diferentes países para probar su existencia.

Aunque interesante, parece que poco tuviera que ver con la ufología; sin embargo, la última edición del libro (2001) incluye material adicional donde se aprecia a diferentes "guías" hablando a través de distintos médiums, que conocen perfectamente los lugares a los que viaja Fisher y las personas con las que se cruza, y le advierten que se encuentra en peligro mortal al estar por revelar la notoria influencia de estas entidades sobre la humanidad.

El libro culmina con una extraña enfermedad que afecta al autor y una serie de observaciones de sus lectores, en especial ex-médiums y referentes de la New Age, que relatan experiencias semejantes y se preguntan con cierta inquietud si no existirá acaso un "sistema global" detrás la fachada de amor y espiritualidad. Aquellos investigadores que conozcan la obra del astrofísico francés Jacques Vallée, quizá recuerden su teoría sobre la manipulación de masas que más tarde publicó como el "sistema de control," en sus libros Messengers of Deception y Dimensions (Crónicas de Otros Mundos).

La traducción del libro incluye cuantiosas notas con enlaces a material poco conocido y reciente de ufología e incluye un Apéndice con varios puntos de vista que pueden brindar un panorama más amplio sobre el asunto.

lunes, 2 de enero de 2017

Luces inteligentes y entidades que interactúan con los humanos, en RIO54 de diciembre



El 1 de diciembre de 2016, el Café Ufológico RIO54 tuvo su última reunión del año, continuando la secuencia de encuentros mensuales que sin pausa se vienen realizando desde junio de 2010.

En esta oportunidad Mario Lupo coordinó la reunión informando que Rubén Morales no estaba presente por haber sido invitado como conferencista al Fórum UFOZ-2016 en la ciudad brasileña de Foz de Iguaçú, convocado por el reconocido estudioso Ademar Gevaerd, donde se lanzó con gran éxito la versión traducida al portugués del libro "Los ovnis de la Antártida", con el título "UFOs na Antártida".

Como es habitual luego del mensaje de apertura, se dio la palabra a los llegados por primera vez a RIO54, Angel Volpini, Francisco Sebastián Trento y Miguel Ayres. Trento y Ayres señalaron que se sienten atraídos por la espectacularidad de un tema tan fuera de lo común, al punto que resolvieron acercarse a RIO54 dada la importancia que le atribuyen a estos encuentros de estudiosos e interesados en la ufología, sabiendo que el tema es tratado aquí con seriedad y amplitud de criterios.

Angel Volpini comentó un episodio realmente traumático que le tocó vivir hace años, una noche en que conducía su Chevrolet 400 desde Neuquén a Buenos Aires, llevando a su perro como único pasajero. Pasadas las 11 de la noche, mientras cruzaba la provincia de La Pampa en la ruta solitaria, se vio de pronto perseguido por una extraña luz, de dimensiones pequeñas pero con una intensidad muy fuerte. La luz se adhirió al baúl del auto, cosa que lo puso muy nervioso, no así a su perro que venía durmiendo en el asiento trasero. El automóvil continuó su viaje con la luz adosada al baúl hasta que vino un camión blanco por la mano contraria. Al cruzarse ambos vehículos, la luz literalmente saltó del auto al camión, quedando adherida a la chapa entre el guardabarros delantero y la puerta. Angel suspiró con alivio al ver que se había liberado de esa extraña luz, que ahora se alejaba acompañando al camionero.


Al poco rato vio por el espejo retrovisor que la misteriosa luz regresaba, quedando de nuevo pegada a la tapa del baúl de su vehículo. Lleno de espanto, Angel tomó la decisión de detener la marcha y salir a enfrentarse con lo que fuera: redujo la velocidad, estacionó en la banquina, salió del auto y vio que la luz se desprendía hacia atrás para alejarse en veloz ascenso hasta perderse en las alturas del cielo…

Pablo Warmkraut le preguntó si se registró algún problema técnico en el auto, contestando Volpini que no, que ni siquiera el perro notó nada anormal y continuaba durmiendo después de todo lo sucedido.

Edgardo Stekar intervino para informar que conoce casos similares ocurridos en la Provincia de la Pampa, también se evocaron otros sucesos extraños en la región de Cachi (Salta).

Más tarde Lali Alvarez, consecuente participante de RIO54, comentó el caso del avión siniestrado en Colombia y narró la historia de un chico que guió a los socorristas hasta el avión para luego desaparecer entre el follaje...

La conversación iba tomando un rumbo: Luces movedizas que parecen tener vida e intenciones propias, personajes que surgen de la nada y luego se esfuman sin dejar rastro, entidades fugaces que parecen interactuar con los humanos antes de desvanecerse, figuras y conductas que recuerdan a los duendes de las antiguas leyendas. El amigo de RIO54 Aldo Barroso conjeturó que podría tratarse de misteriosos personajes de una realidad distinta, paralela, que acaso conviven con nosotros y eventualmente se manifiestan. Pablo añadió que en Capilla del Monte abundan relatos sobre apariciones de esta índole y Carlos Vales dijo haber investigado personalmente este tipo de hechos en el Hospital Zonal de General Rodríguez (Pcia. de Buenos Aires).


Como siempre, resulta imposible sintetizar todo lo que se comentó en el encuentro de diciembre, este resumen apenas contiene una mínima parte de los temas tratados y así debe ser, porque para saber todo lo que se dice en RIO54, hay que estar en RIO54

Pero antes de cerrar este resumen queremos expresar nuestro sincero deseo de una pronta recuperación al gran amigo de RIO54 Pablo Warmkraut que se está reponiendo satisfactoriamente luego de haber recibido tres puñaladas en un episodio relacionado con la delincuencia y la inseguridad que lamentablemente estamos viviendo, sucedido a fines de diciembre. Fuerza y pronta recuperación Pablo!.

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 5 de enero, a las 18,30 en Río de Janeiro 54, CABA.

Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.
También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.

¡Nuestros mejores deseos para el año que se inicia a todos los amigos y amigas de RIO54 y de todos los Cafés Ufológicos!



lunes, 28 de noviembre de 2016

Inquietantes preguntas quedaron flotando en RIO54, por ejemplo: ¿Qué pasó en el laboratorio de Isla Huemul? / ¿Hubo una transmisión clandestina del alunizaje?


Estuvieron presentes en el Café Ufológico RIO54 del 3 de noviembre de 2016:

Isidoro Markus, Pablo Warmkraut, Diego Cantiano, Lali Alvarez, Mabel Costea, Marta Fuster, Isabel Varela, Edgardo Stekar, Sebastián Araya, Alejandro Olivera, Mario Coen, Javier Stagnaro, Laura Fernández, Lucas Demsar, Patricia Sibar, Rubén Rombolá, Luis Panigazzi, Rolando Luna, Rubén Romano, Luis Baynham, Ema Buglio, Ana Serrano, Roberto Prieto, Leandro Ferrón, Osvaldo García, Elizabeth Nardini, Ariel Eduardo Nonini, M. Florencia Giménez, Martha E. Ferreyra, Carlos A. Spinelli, Angeles Castro, Cecilia Cuerda, Lucas Larriera, David Sheinin, David Altheim, Franca Malvermi, Facundo González, Soledad Rodríguez, Alberto Portalet, Luis Cullaré, Christian Vera, con la coordinación de Rubén Morales y Mario Lupo. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a alguien!


Una reunión sumamente concurrida e intensa tuvimos en el Café Ufológico RIO54 del mes de noviembre con muchos nuevos amigos y amigas que se acercaron a compartir la larga mesa que nos reúne todos los primeros jueves de cada mes. De a poco, más y más personas se van enterando de que este espacio de conversación sobre ovnis y temas conexos existe y van llegando al Café de La Subasta para compartir sus opiniones y conocimientos.
Primeramente se presentó el historiador canadiense David Sheinin quien es investigador y catedrático en Canadá pero es además miembro de la Academia de Historia Argentina ya que realiza estudios sobre la historia de la tecnología y de la energía atómica en nuestro país. Resaltó que el tema ovni no parece despertar tanto interés en Canadá como sí lo advierte en la Argentina. La presencia de un estudioso del desarrollo nuclear nacional motivó que Ana Serrano, gran entusiasta del Café Ufológico RIO54, le preguntara sobre uno de los aspectos más oscuros y controvertidos: El caso del científico Ronald Richter que llegó luego de la Segunda Guerra e interesó al presidente Perón en un proyecto para lograr la fusión nuclear. Richter hizo montar un laboratorio en la Isla Huemul (cercana a la ciudad de Bariloche) donde trabajaba en el mayor secreto. La abrupta cancelación de ese proyecto hizo que las opiniones se bifurquen en dos polos opuestos: unos idealizaban a Richter como un genio al que se le impidió desarrollar sus ideas y otros lo demonizaron diciendo que fue un farsante que logró engañar a Perón.

David propuso desdramatizar esos enfoques extremos, enfatizó que es necesario analizar estos temas en situación de época y entender que en ese contexto histórico (década de 1950) todo lo relacionado con lo atómico se asociaba con atributos positivos, con la idea de modernidad, de adelanto tecnológico y desarrollo futuro. En esa misma línea, añadió que Richter era uno más entre los muchos científicos alemanes que desembarcaron en la Argentina luego de la derrota de Hitler, los cuales pugnaban por imponer sus ideas, que bien podían culminar en el éxito o en el mayor fracaso.

El caso de Richter es particular porque en ese laboratorio trabajaba sólo, apenas con la ayuda de un técnico, en el más cerrado secreto, y eso hizo que sus actividades levantaran sospechas en círculos intelectuales y militares, que condujeron finalmente a la cancelación de su proyecto nuclear. David agregó que luego se construyó todo un mito descalificador en torno a la figura de Richter con una intención deliberada: Para que a partir de entonces ningún presidente vuelva a designar a un solo hombre a cargo de un proyecto de semejante importancia estratégica.

Se presentó en nuestra mesa David Altheim, quien comenzó su afición a la ufología en 1972 y tuvo una sorprendente observación en Capilla del Monte, de una luz que comenzó a descender en vertical y aproximándose, lo que lo llevó a buscar refugio. El episodio sucedió el 20 de julio de 2002.

Luego intervino Lucas Larriera que es cineasta e hizo un documental sobre el pintor Esteban Lisa, quien vinculaba estrechamente su arte con una cosmovisión filosófica, un artista que hablaba sobre astronáutica, dimensiones y trascendencia, a través de un pensamiento con un profundo misticismo que en cierto modo recuerda esa integración de todas las actividades humanas en el sí mismo interior que describía tan bien Carl Jung.

Expresó Lucas que está trabajando en otro documental acerca de un tema olvidado: Una supuesta transmisión clandestina que procedía de la Luna durante el alunizaje de la Apolo 11. Esa noche del 20 de julio de 1969, al igual que todo el mundo, un radioaficionado argentino miraba la caminata de Armstrong y Aldrin en Canal 13 mientras estaba trabajando en la reparación de otro televisor, que era importado y necesitaba adaptarlo a las normas locales. Hecha la adaptación, al cambiar de canales para probarlo descubrió otra transmisión desde el módulo lunar, subió a la terraza para orientar su antena (tipo “budinera”) directamente a la Luna, entonces pudo ver unas imágenes mucho más nítidas que las de la transmisión oficial en Canal 13, pero las escenas de la caminata lunar que veía en simultáneo en ambas pantallas eran totalmente diferentes. En seguida sacó fotos al televisor importado para testimoniar esas diferencias. Este episodio, sea fabulación o realidad, no deja de ser intrigante! Recordemos que ya en 1969 corría el rumor de que la NASA transmitió el alunizaje no exactamente en directo sino con algunos minutos de retardo, los suficientes para chequear el material que se recibía y tener la posibilidad de cortar la señal si la misión terminaba en catástrofe con escenas que pudieran impresionar al público.

También le dimos la bienvenida a Belén que participa en el proyecto de Lucas, a Carlos Spinelli que es técnico mecánico y le interesa todo lo relacionado con avances tecnológicos, por su parte Ariel Nonini se refirió con detalle a lo aprendido de haber conocido a dos  conocidos ufólogos y ex pilotos: Wendelle Stevens y Pedro Romaniuk, en tanto que la psicóloga social Martha Ferreyra expresó que desde hace al menos dos décadas pertenece a la Fundación FICI creada por Pedro Romaniuk.

Elizabeth Nardini se presentó a la mesa de RIO54 dispuesta a contar una experiencia personal: Una noche de 1978, desde la ciudad de Buenos Aires vio un grupo de estrellas que dejaron de estar fijas y comenzaron a moverse en diferentes direcciones, de pronto se movían y luego se quedaban quietas en otra posición, finalmente se juntaron y desaparecieron. Nunca pudo encontrar una explicación racional a ese curioso fenómeno.
También se integraron a la mesa y contaron sus avistajes, viajes y convicciones Florencia Giménez (de Puerto Rico), Carlos A. Spinelli, Angeles Castro, Cecilia Cuerda, Franca Malvermi, Facundo González y Soledad Rodríguez ¡también todos llegados por primera vez!. Varios se refirieron a los logros tecnológicos de las culturas precolombinas y Mario Lupo se refirió a las leyendas de la Isla Mujeres en México, que tuvo oportunidad de recorrer recientemente. Cabe destacar que el Co-Coordinador de RIO54 Mario Lupo ha creado un altamente recomendable blog donde publica sus investigaciones: Ovnis, historia, mitos y leyendas. A lo dicho por Mario se sumaron las aportaciones de más habitués del Café Ufológico RIO54, dando lugar a una reunión muy variada, enriquecedora y gratificante! Como siempre, resulta imposible sintetizar todo lo que se comentó en el encuentro de noviembre, este resumen apenas contiene una mínima parte de los temas tratados y así debe ser, porque para saber todo lo que se dice en RIO54, hay que estar en RIO54

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 1 de diciembre, a las 18,30 en Río de Janeiro 54, CABA (No confundirse: Es el primer día del mes esta vez).

 Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.
También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.


jueves, 3 de noviembre de 2016

EN OCTUBRE SE HABLO DESDE MITOS Y OCULTAMIENTOS HASTA DE TECNOLOGIA AERONAUTICA





Estuvieron presentes en el Café Ufológico RIO54 del 6 de octubre de 2016: Verónica Bergé, Juan J. Castelli, Alberto Portalet, Isidoro Markus, Patricia Sibar, Alejandro Olivera, Diego Cantiano,Gerardo López, Jorge, Luis Panigazzi, Mabel Costea, Luis Cullaré, Marta Fuster, Javier Stagnaro, Pablo Warmkraut,  Adriana Urrutia, Roberto Prieto, Adriana Urrutia, Alejandro Linconao, María Alvarez, Iván Espinoza Martínez, Lali Alvarez, Isabel Varela, Leandro Ferrón, Laura Fernández, Lucio Paz Barrionuevo, Edith Oliveira, Rubén Romano, Danny Kane, Alberto Kane, María Silvia Valenzuela, Alejandro Aucana, José Marengo, Jorge Moauro, Rolando Germán Luna, Aldo Barroso, Luis Baynham,Silvia Simonetti y Javier Ayala, con la coordinación de Rubén Morales y Mario Lupo. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a alguien!

Con gran entusiasmo se realizó el encuentro de octubre del Café Ufológico RIO54, que convocó a una notable concurrencia, dando realce a la continuidad de estas reuniones libres sobre ovnis y temas conexos que se realizan desde hace seis años de manera sostenida cada primer jueves de mes.

En la presentación, Rubén Morales resaltó la reciente visita del investigador Jacques Vallée, quien curiosamente es el segundo ufólogo de origen francés que llega a suelo argentino este año, luego de que viniera Gérard Lebat en enero, circunstancia afortunada siendo que no es habitual que integrantes de la comunidad ufológica francesa visiten la Argentina. Morales comentó que pudo entregar al prolífico autor francoamericano un ejemplar de "Los ovnis de la Antártida" y luego hubo un intercambio de mails, donde Vallée expresó que leerá el libro con interés y destacó que la Argentina es "un magnífico país que le trajo a la mente recuerdos emocionantes" de su anterior visita en 1980.

La anécdota dio pie para que Mario Lupo y Diego Cantiano recordaran que Vallée inspiró a Steven Spielberg el personaje del investigador francés Lacombe en el film Encuentros Cercanos del Tercer Tipo, personaje protagonizado por el actor François Truffaut. A continuación se habló de la famosa montaña de Encuentros Cercanos, conocida como la Torre del Diablo, situada en el noreste de Wyoming en los Estados Unidos, una extraña mole de unos 400 metros de alto con largas estrías verticales en sus paredes que ha dado origen a mitos y leyendas ancestrales entre los aborígenes que habitaban el lugar.

Luego se pasó a las presentaciones de los nuevos integrantes de nuestra larga mesa y fueron bienvenidos Leandro Ferrón, Danny Kane, Alberto Kane, María Silvia Valenzuela, Iván Espinoza Martínez, Rolando Germán Luna, Silvia Simonetti y Javier Ayala.
Se dice que "cada encuentro es un reencuentro" y los cafés ufológicos son siempre un motivo para conocer nuevos amigos y también para volver a ver amigos luego de mucho tiempo, como el caso de Iván, quien conocía a Morales desde hace 32 años -dijo con emoción- y cuando se le preguntó a la edad contestó que tenía 40.
Como sucede en todas las reuniones hubo originales relatos de observaciones personales, luego se habló también de la recordada explosión de una vivienda en Monte Grande a fines del año 2011 qué causó la muerte de una persona, lo que los vecinos relacionaron con la caída de una bola de fuego. Ese hecho despertó sospechas de ocultamiento oficial entre los estudiosos civiles que investigaron el caso, según lo explicaron Alejandro Aucana, Pablo Warmkraut y José Marengo. Marengo luego narró un curioso encuentro que tuvo con un personaje que no parecía ser de este mundo, en la ciudad de Alta Gracia (Provincia de Córdoba).

Un particular momento lo enmarcó Rubén Romano aludiendo al fenómeno ovni en base a conceptos teóricos de la psicología social argentina. Se refirió a la componente de subjetividad que lo caracteriza, dijo que el fenómeno ovni está en una frontera de la realidad, ya que cada evento ovni es un ECRO es decir un esquema conceptual, referencial y operativo que debe analizarse en cada caso. Resaltó que "no todo es lo que parece, el fenómeno ovni es mimético, simbiótico y no tenemos certeza sobre la ajenidad de su presencia".  Enfatizó que lamentablemente en internet hay información muy intoxicada y es necesario pasarla por el tamiz de la razón.

Otro momento destacado se produjo a continuación: Entre los recién llegados a la mesa del Café Ufológico RIO54 estaba  Leandro, quien es técnico aeronáutico, similar profesión a la de Jorge que es un ya habitué de nuestras reuniones. La presencia de ambos dio lugar a una charla muy didáctica sobre los actuales dispositivos de seguridad y de tecnología que existen en los aviones y los aeropuertos, que permiten registrar de múltiples maneras cualquier anomalía, como podría ser la manifestación de un ovni.  Fue muy enriquecedor compartir la reunión con dos técnicos tan conocedores de su especialidad para hacerles una batería de preguntas sobre esos temas que a menudo son de difícil comprensión y fue muy bueno tener respuestas con todo tipo de detalles acerca de radares, cajas negras, "sistemas mandatorios", comunicaciones por VHF y otras consultas específicas sobre tecnología de vuelo, que fueron respondidas con gran claridad y conocimiento por los amigos de RIO54.


Y esto fue solo parte de lo mucho que se habló en el Café Ufológico RIO54 de octubre.

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 3 de noviembre, a las 18,30 en Río de Janeiro 54, CABA.

Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.


Foto gentileza Luis Panigazzi
También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.