martes, 27 de diciembre de 2011

LOS BLOGS DE CARLOS DEMARIA


Carlos Demaría entrevistado por el conductor Horacio Aiello en Teleonce, 1975.

Carlos Demaría (nacido en 1933) es uno de los investigadores argentinos del tema ovni con mayor trayectoria, que ha puesto especial énfasis en el estudio racional y crítico de éstos fenómenos así como en develar confusiones y fraudes. Es recordada su contribución al esclarecimiento del caso sucedido el 17 de setiembre de 1985, cuando un objeto aéreo fue observado por numerosos testigos desde la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, el cual –luego de las averiguaciones pertinentes- resultó ser un globo sonda de origen francés.
Otra de sus pacientes realizaciones ha sido catalogar centenares de casos ovni publicados en la prensa, y también son de gran interés sus aportaciones sobre novedades de astronomía y astronáutica, temas sobre los que indagó profundamente, ¡cómo olvidar el poderoso telescopio reflector de 30 cm. que había construido e instalado en la terraza de su casa de la Av. Pedro Goyena!.
Encontrarán material de interés en sus blogs:

domingo, 25 de diciembre de 2011

BRINDIS RIO54 DE FIN DE AÑO. REUNION DEL 22 DE DICIEMBRE.

FOTO GENERAL: De izq. a der. Verónica Bergé,  Luis Alberto Baynham, Daniel Igarzábal, Roberto Banchs, Adolfo Gandín Ocampo, Alexis Yarde-Buller, Pablo Lo Tártaro, Iván Orenstein, Alejandro Aucana, Rubén Morales, Nancy Benítez, Pablo Warmkraut, Daniel Postizzi, Raúl Sokolowski, Mario Aprile, Mario Lupo, Javier Stagnaro y en primer plano Horacio Sorbaro. 
FOTO DEL BRINDIS: Con Silvia y Andrea Pérez Simondini que llegaron junto a Pablo Puchet.

viernes, 23 de diciembre de 2011

REUNION RIO54 DE DICIEMBRE 2011


De izq. a der.: Pablo Warmkraut, Claudio Mundo, Iván Orenstein, Nelson Morales, Alberto Portalet, Rubén Morales, Mario Aprile, Graciela Zeballos, Estela Del Río, Raúl Sokolowski, Alexis Yarde-Buller, Mario Lupo, Martín Müller, Osvaldo Bettachini, Adolfo Gandín Ocampo, Luis Alberto  Baynham, Luis Panigazzi, Alejandro Aucana y Marcos Labraga.
Y fuimos más! Estuvieron presentes pero no en el momento de la foto Javier Stagnaro, Horacio Sorbaro y Rodrigo Ferreirós. Ausentes con aviso, Alberto Zurlo y Juan Carlos Freuler.

El jueves 1 se realizó la reunión RIO54 de interesados en el tema ovni correspondiente a diciembre con mucha participación y entusiasmo. Contamos con la buena noticia de que ese día Diario Popular anunció la reunión y le agradecemos sinceramente por la difusión brindada.
También nos escribieron Jesús Roberto Róvere desde Reconquista (Santa Fe) y Eduardo Ficcarotti desde Rosario comentando ambos que hubo una amigable reunión de cinco horas en Rosario entre  Ficcarotti, Róvere, Luis Reinoso, Sergio Rinaldi y Guillermo Aldunati, que con humor se definen como "los dinosaurios de la ovnilogía nacional" y decidieron realizar en esa ciudad reuniones de estudiosos de los ovnis con el mismo espíritu y modalidad que las de RIO54, hasta pensaron en implementar visitas de rosarinos a RIO54 y de porteños a los encuentros en Rosario. ¡Excelente idea! ¡Para ellos el mayor éxito y nuestra colaboración para alcanzarlo!.

Retornando al tema de nuestra RIO54 de diciembre, esta vez se sumaron a la mesa Marcos Labraga y Claudio Mundo, ¡bienvenidos! Respecto a los asuntos que se trataron fueron muchos e interesantes, Adolfo Gandín Ocampo resumió las actividades realizadas en el reciente encuentro de Colón (Prov. de Entre Ríos) donde conocidos investigadores expusieron frente a un auditorio atento e interesado y se diagramó un plan de trabajo para convertir a esa localidad en otro referente ufológico nacional.

Pablo Warmkraut comentó su reciente viaje a Capilla del Monte y anunció la realización de una conferencia y vigilia nocturna en el predio del INTA (Ituzaingó, Pcia. de Bs. As.). Es muy bueno que se estén realizando, en diversos lugares del país, congresos, conferencias y experiencias de vigilancia del cielo, actividades todas que confluyen en compartir conocimientos, entrenarse en la observación y estrechar vínculos entre interesados en un mismo tema. Por su parte, Mario Aprile relató diversas indagaciones que relacionaban lo ufológico con lo parapsicológico, recordando ricas anécdotas personales vinculadas al cerro Uritorco, pero también todos los participantes encontraron su momento para lanzar a la mesa los temas de su interés y se estableció un diálogo fecundo, directo y esclarecedor, por momentos hacia toda la mesa y otras veces en grupos pequeños donde se comentaron, por ejemplo, varios aspectos nuevos relacionados con la explosión sucedida en Monte Grande.
La reunión terminó tarde ya que la charla estaba muy encendida, y como si algo faltara Raúl Sokolowski luego de retirarse envió unos SMS informando que lo habían seguido en el viaje hasta su casa en Villa Elisa los ovnis que -asegura- siempre lo siguen con pertinaz insistencia, aunque lamentaba que nunca pudo comunicarse con “ellos”...
Es que en RIO54 se escuchan por igual todas las voces, y merecen igual respeto, porque no sabemos cual de ellas será portadora de La Verdad, o al menos alguna pequeña verdad que emerja, a la distancia, en el océano de incertidumbres que inunda la cultura humana aún en el siglo XXI.

RIO54 no se suspende por vacaciones, la próxima RIO54 será ya en el 2012, el jueves 5 de enero a las 18,30. Nos veremos!

jueves, 22 de diciembre de 2011

LOS MISTERIOS DE LA COMISION OFICIAL SOBRE OVNIS


A un año del primer anuncio por TV

Por: Perito Mario Lupo y Prof. Rubén Morales*

Se cumple un año del rimbombante anuncio sobre la creación de una comisión oficial para investigar ovnis por parte de la Fuerza Aérea. La explosiva novedad detonó en Telefé Noticias el 22 de diciembre de 2010 en boca de la periodista Tamara Hendel luego de un reportaje al Comodoro Guillermo Daniel Tealdi, presentado en el zócalo de la pantalla como “jefe de comunicación institucional de la Fuerza Aérea”.
En esa entrevista se veía al comodoro caminar por la vereda del edificio Cóndor con gesto nervioso y los brazos cruzados mientras trataba de responder preguntas sobre posibles “naves no identificadas u ovnis”. Admitió con palabras titubeantes que hubo ecos de radar no identificados “son dos o tres casos que no ha habido tiempo, ni hay motivos para presentarlos porque son situaciones muy, muy… cortas en el tiempo” –balbuceó.[i]

Una semana después el comodoro Tealdi confirmaba la pronta puesta en marcha de una comisión investigadora con “gente invitada que tiene conocimiento” [ii], en tanto el capitán Mariano Mohaupt dijo que “la comisión contribuirá a la misión de la Fuerza Aérea, que es justamente dar seguridad en el aeroespacio y por tanto tiene interés en conocer los fenómenos que allí ocurren”. Añadió que la iniciativa respondía “al interés de la gente” en estos fenómenos. [iii]

Era fin de año. En medio de las pirotecnias y brindis, diversos estudiosos de los ovnis comenzaron a llamar por teléfono a la Fuerza Aérea para informarse. Les sorprendió escuchar como respuesta que había que esperar porque se iniciaban las licencias estivales, lo cual era previsible en esa época, pero también resultaba poco político haber lanzado esa noticia sensacional por televisión justo antes de las vacaciones...

Comenzó 2011 y el día de reyes, al realizarse una las reuniones conocidas como “RIO54” de interesados en los ovnis que se hacen mensualmente en un bar de Buenos Aires, todos los presentes rubricaron una carta dirigida a la FAA para felicitar la creación del nuevo organismo y también para ofrecerle colaboración. Por otra parte, cuatro días después se establecería la primera y cordial comunicación telefónica entre los coordinadores de ese colectivo y el capitán Mariano Mohaupt.[iv]

El 18 de febrero de 2011 el Lic. Milton Hourcade dictó una conferencia titulada “Investigación crítica de curiosos fenómenos aéreos” en el aula magna de la Facultad de Ciencias de la Educación y de la Comunicación Social de la Universidad del Salvador. La convocatoria a la misma contó con la activa participación del colectivo de RIO54. Entre el público “se destacó la presencia de un representante de la recientemente creada comisión ovni de la Fuerza Aérea Argentina”,[v] lo cual trajo recuerdos de los tiempos en que había militares interesados en los ovnis que participaban abiertamente en actividades culturales sobre el tema.

LA COMISION DEL GOBIERNO EN EL DIARIO OPOSITOR
Algo difícil de explicar es que las principales noticias relacionadas con la comisión del gobierno fueron publicadas como primicia en el diario opositor al gobierno, Clarín, que se convirtió en fuente privilegiada de los resonantes anuncios. En la edición dominical del 17 de abril abrió el fuego un artículo de Marcelo Bellucci a doble página titulado “La Fuerza Aérea confirma casos de ovnis en el cielo argentino”.[vi] La nota principal incluía conceptos del capitán Mariano Mohaupt, de la ufóloga Silvia Pérez Simondini y del astrónomo Roberto O. Venero. Dato curioso: Como parte de las ilustraciones se imitaron los sellos de “expedientes oficiales ovni” del humilde sitio Mitos del Milenio.[vii] Esos sellos informales tenían en su centro un mapa de la Argentina en vez del escudo nacional para mostrar que eran dibujos ilustrativos y no sellos verdaderos. 
De nuevo, los investigadores y los medios de prensa corrieron a buscar información, pero en la web de la Fuerza Aérea no hallaron absolutamente nada. Recién a mediados de junio se incluyó un link con una breve descripción de la comisión y un mail de contacto.[viii] Fuera de eso, desde entonces y hasta la fecha, la sección informativa de la web “Noticias en vuelo” no publicó comunicación alguna que tenga que ver con ovnis ni con la comisión aludida.[ix]

SE FIRMA LA RESOLUCION OFICIAL
El 5 de mayo de 2011, el brigadier general Normando Constantino firmó la resolución que oficializa la “Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales” dependiente de la Secretaría General del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina. El título “fenómenos aeroespaciales” es amplio y puede superponerse con otras dependencias aeronáuticas, como las dedicadas a los accidentes aéreos, pero el artículo 2 de la resolución aclara que la tarea general de la comisión es “asesorar a la Institución en materia y asuntos relacionados con los Fenómenos Aeroespaciales que no han sido identificados”. En sus considerandos expresa “que existe un grupo apreciable de integrantes de la institución que ha tenido experiencias de fenómenos que requieren ser estudiados”[x], concepto opuesto a las declaraciones iniciales del comodoro Tealdi acerca de unos pocos casos registrados, a los que relativizaba por ser muy breves.
El mismo día de la firma, por la noche, se realizaba otra de las reuniones mensuales RIO54. Esa tertulia tuvo el honor de contar con la presencia del capitán Mariano Mohaupt, quien expresó que se prefirió usar la frase “fenómenos aeroespaciales” ya que el término “ovni” si bien surgió como una sigla técnica para rotular a objetos sin identificar, en el habla cotidiana fue adquiriendo otros significados. En esa charla se abordaron temas diversos como protocolos de investigación, desclasificación, recuperación de informes oficiales del pasado, estudios interdisciplinarios de casos, así como actividades educativas que se podrían realizar.[xi] Mohaupt pidió paciencia y aclaró que la comisión incluiría investigadores civiles, sin ampliar detalles. Entre los presentes estaba, en la eventualidad, el Dr. Roberto Banchs, tal vez el investigador de ovnis argentino con más diplomas universitarios en su haber. Banchs informó al capitán sobre las donaciones bibliográficas que él personalmente había realizado a la Biblioteca Nacional de Aeronáutica, y que era bueno informar al público sobre la existencia de ese material de consulta. 
Los coordinadores de las reuniones RIO54 le entregaron al capitán Mohaupt el libro escrito por el capitán de fragata Daniel Perissé, quien en 1965 fue testigo de un recordado avistamiento desde las bases antárticas. Dicho marino había integrado varias comisiones oficiales sobre ovnis, por lo que puede ser útil rescatar su experiencia.[xii]

ENTRE UFOLOGOS, AVIADORES Y SILENCIOS
Apenas días después de esa reunión RIO54, el 26 de mayo, hubo una ceremonia oficial en el edificio Cóndor donde fue presentada la Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales y se dio los nombres, súbitamente, de los integrantes militares y civiles de la misma. El Secretario General de la FAA, brigadier Ernesto Omar París, pronunció un discurso jactándose de que “esta comisión va a realizar un estudio científico de los fenómenos aeroespaciales. Con este logro hemos alcanzado una meta importante para nuestra institución”

Nuevamente Clarín tuvo la dorada primicia, y hasta lo remarcaba iniciando la nota con un “Tal como anticipó Clarín hace unas semanas (…)[xiii]. Para esa ceremonia formal no se cursaron invitaciones a investigadores fuera de los favorecidos, tampoco hubo conferencia de prensa ni gacetilla oficial, como hubiera sido deseable ante una comunicación de tanto impacto emocional en la ciudadanía.
Los integrantes de RIO54 que días antes habían tenido en su mesa al capitán Mohaupt se enteraron del acontecimiento por el multimedio. El diario decía erróneamente “comisión de investigaciones” en vez de “estudios”, por eso durante algún tiempo la llamaron CIFA (en vez de CEFAE) incluso sus propios miembros: “la CIFA no va a investigar casos extraterrestres, nosotros no presionaremos para que se pronuncie sobre la vida extraterrestre, nosotros si seguiremos investigando”[xiv] –expresó Andrea Pérez Simondini, buscando marcar cierta distancia con el nuevo ente que la incluía, aunque a partir de entonces fue la integrante civil que tuvo más apariciones en la prensa.
Esa ceremonia inaugural estuvo presidida por el capitán Mariano Mohaupt, quien fue presentado como vocero de prensa de la FAA[xv], cargo similar al que había manifestado antes el comodoro Tealdi. Todo indicaba que en la Fuerza Aérea los ovnis eran un asunto manejado por relacionistas públicos antes que por aviadores, pero por algún motivo en mayo de 2011 ya nadie hablaba de Tealdi en relación a la comisión. 
El artículo de Clarín decía que en el nuevo ente participaban técnicos del Servicio Meteorológico Nacional, ingenieros, pilotos de la Administración Nacional de Aviación Civil, técnicos en radar y en posicionamiento satelital, expertos informáticos y geólogos, sin embargo en el epígrafe de la toma en contrapicado que publica el diario enalteciendo a los retratados, parece faltar gente para completar esa lista:  El equipo, a pleno: En primera fila Andrea Simondini, Carlos Alberto Iurchuk, Marcelo Módica, Alberto Brunetti, el geólogo Angel Díaz y el capitán vocero de la Fuerza Aérea, Mariano Mohaupt. En la fila de atrás el ingeniero aeronáutico Javier Bresan, el alférez Javier Flores, Carlos Fergusson y Jorge Dewey.”[xvi]
 
Esa fue la foto fundacional de la comisión. Un primer análisis de la misma revela que sólo Mohaupt, Módica, Bresan y Flores son personal de la FAA, es curioso que los ovnílogos civiles tengan mayoría en una dependencia militar. Los nombres de esos civiles fueron mantenidos en secreto hasta último momento, a punto tal que uno de ellos terminó fuertemente enemistado con su compañero de andanzas ufológicas de toda la vida, a causa de ese ocultamiento que, entendemos, era innecesario en esta Argentina de plena libertad democrática con un contexto político que reclama transparencia.
LO QUE SUBYACE
Si analizamos a trazos gruesos el perfil general de los civiles designados, ninguno de ellos provenía del escepticismo, contrariando lo anunciado por Tamara Hendel luego de entrevistar a Tealdi en diciembre de 2010, sino que mayormente son ufólogos creyentes en la idea -compartida por muchos- de que los ovnis nos visitan, dejan huellas, eligen ciertos lugares del país para dejarse ver (Victoria, Capilla del Monte, etc.), es factible intentar comunicación tecnológica con “ellos” y hasta mutilan ganado. ¿Tal vez los eligieron porque esas ideas anidan también en el seno de la Fuerza Aérea? 
Tampoco seleccionaron a representantes de la investigación crítica de los ovnis, línea en la que podría incluirse (siempre expresándonos a trazos muy gruesos y dando algunos nombres a modo de ejemplo) a investigadores como el Dr. Oscar Galíndez, el Dr. Roberto Banchs, el Prof. Oscar Uriondo, el Sr. Carlos Demaría, el Sr. Luis Pacheco, el Sr. Jesús Róvere, el Lic. Juan Acevedo y otros profesionales calificados que no citamos por modestia, ya que mes a mes comparten las reuniones RIO54. 
LA NECESIDAD DE UN CAMBIO
Sin entrar en discusiones pueriles sobre “quienes quedaron adentro” y “quienes dejaron afuera”, las razones que haya tenido la Aeronáutica para nombrar a su personal es asunto interno, lo cuestionable es la metodología utilizada en la designación de “ovnílogos” civiles: Fueron digitados discrecionalmente, no se explicitaron los fundamentos de su incorporación y se mantuvo en secreto sus nombramientos hasta el día de la ceremonia oficial del 26 de mayo de 2011, proceder que puede considerarse como una rémora del pasado, en contraste con el espíritu democrático de las actuales fuerzas armadas, comprometidas con las políticas de inclusión, no discriminación y respeto a los derechos humanos que la Argentina promueve en este momento histórico. 
Es un enigma saber si esos civiles están ad honorem, son remunerados, y cual es la vigencia de su contrato, ya que nada informó la FAA sobre estos aspectos cruciales. En cambio, el capitán Mariano Mohaupt anunció cuando estuvo en RIO54 que la resolución oficial implicaba también la asignación de un presupuesto. De más está decir que ignoramos su monto y es otro misterio adivinar en qué se está gastando, ya que a un año del primer anuncio televisivo del comodoro Tealdi, se sucedieron las figuraciones mediáticas, pero no se conoce una sola investigación, un solo artículo científico, ni siquiera un folleto explicativo que haya salido de esta comisión. Es imposible evaluar el trabajo científico de la CEFAE por no haber prueba alguna del mismo.
Para convocar a civiles hubiera sido óptimo hacer lo normal en cualquier búsqueda laboral, llamar a concurso abierto con petición de curriculums y selección posterior mediante entrevistas por personal de recursos humanos, así como se debería trasparentar en ese acto si los cargos son remunerados o ad honorem y el plazo del contrato. 
También contribuiría a dar calidad institucional crear un staff de consultores científicos de renombre nacional e internacional no vinculados al tema ovni, para asesoramiento en casos puntuales. 
Sólo cabe esperar que en el futuro inmediato sucedan cambios profundos para que de una vez por todas se haga realidad esta buena idea de generar una comisión oficial para el estudio de los ovnis, que inicialmente sembró tantas expectativas en la opinión pública mereciendo los mayores elogios de los más diversos sectores. Un medio italiano llegó a decir: “La Argentina, ufológicamente, puede ser hoy considerada el país más progresista de América Latina y quizás del resto del mundo”.[xvii]
 
El paso del tiempo ha ido diluyendo las perspectivas optimistas que se vislumbraban a principios de 2011. En mayo nos habían pedido paciencia. Hemos tenido más de siete meses de paciencia. La seguiremos teniendo. Tenemos paciencia para el cambio. Ante todo somos ciudadanos que queremos saber.


*Mario Lupo y Rubén Morales: Coordinadores de las reuniones RIO54 de interesados en el tema ovni que se realizan en Río de Janeiro 54, Ciudad de Buenos Aires, todos los primeros jueves de cada mes a las 18,30. rio54@gmail.com - http://rio54ovni.blogspot.com Cel. 1564816553 Cel. 1534021945







[iv] La carta fue enviada por correo argentino certificado el 10 de enero al edificio Cóndor dirigida al comodoro Guillermo Daniel Tealdi, acompañada del libro “Fenómeno ovni, reflexiones, investigaciones y estudios” escrito por el capitán de fragata Daniel A. Perissé. Tenía las firmas de Ana Serrano, Daniel Postizzi, Faruk Alem, Alex Gómez, Rubén Morales y Mario Lupo. Nunca se recibió respuesta.

[xiii] Clarín, Buenos Aires, 27 de mayo de 2011, pág 44
[xv] Clarín, Buenos Aires, 27 de mayo de 2011, Pág. 44
[xvi] Clarín, Buenos Aires, 27 de mayo de 2011, Pág. 44