lunes, 28 de noviembre de 2016

Inquietantes preguntas quedaron flotando en RIO54, por ejemplo: ¿Qué pasó en el laboratorio de Isla Huemul? / ¿Hubo una transmisión clandestina del alunizaje?


Estuvieron presentes en el Café Ufológico RIO54 del 3 de noviembre de 2016:

Isidoro Markus, Pablo Warmkraut, Diego Cantiano, Lali Alvarez, Mabel Costea, Marta Fuster, Isabel Varela, Edgardo Stekar, Sebastián Araya, Alejandro Olivera, Mario Coen, Javier Stagnaro, Laura Fernández, Lucas Demsar, Patricia Sibar, Rubén Rombolá, Luis Panigazzi, Rolando Luna, Rubén Romano, Luis Baynham, Ema Buglio, Ana Serrano, Roberto Prieto, Leandro Ferrón, Osvaldo García, Elizabeth Nardini, Ariel Eduardo Nonini, M. Florencia Giménez, Martha E. Ferreyra, Carlos A. Spinelli, Angeles Castro, Cecilia Cuerda, Lucas Larriera, David Sheinin, David Altheim, Franca Malvermi, Facundo González, Soledad Rodríguez, Alberto Portalet, Luis Cullaré, Christian Vera, con la coordinación de Rubén Morales y Mario Lupo. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a alguien!


Una reunión sumamente concurrida e intensa tuvimos en el Café Ufológico RIO54 del mes de noviembre con muchos nuevos amigos y amigas que se acercaron a compartir la larga mesa que nos reúne todos los primeros jueves de cada mes. De a poco, más y más personas se van enterando de que este espacio de conversación sobre ovnis y temas conexos existe y van llegando al Café de La Subasta para compartir sus opiniones y conocimientos.
Primeramente se presentó el historiador canadiense David Sheinin quien es investigador y catedrático en Canadá pero es además miembro de la Academia de Historia Argentina ya que realiza estudios sobre la historia de la tecnología y de la energía atómica en nuestro país. Resaltó que el tema ovni no parece despertar tanto interés en Canadá como sí lo advierte en la Argentina. La presencia de un estudioso del desarrollo nuclear nacional motivó que Ana Serrano, gran entusiasta del Café Ufológico RIO54, le preguntara sobre uno de los aspectos más oscuros y controvertidos: El caso del científico Ronald Richter que llegó luego de la Segunda Guerra e interesó al presidente Perón en un proyecto para lograr la fusión nuclear. Richter hizo montar un laboratorio en la Isla Huemul (cercana a la ciudad de Bariloche) donde trabajaba en el mayor secreto. La abrupta cancelación de ese proyecto hizo que las opiniones se bifurquen en dos polos opuestos: unos idealizaban a Richter como un genio al que se le impidió desarrollar sus ideas y otros lo demonizaron diciendo que fue un farsante que logró engañar a Perón.

David propuso desdramatizar esos enfoques extremos, enfatizó que es necesario analizar estos temas en situación de época y entender que en ese contexto histórico (década de 1950) todo lo relacionado con lo atómico se asociaba con atributos positivos, con la idea de modernidad, de adelanto tecnológico y desarrollo futuro. En esa misma línea, añadió que Richter era uno más entre los muchos científicos alemanes que desembarcaron en la Argentina luego de la derrota de Hitler, los cuales pugnaban por imponer sus ideas, que bien podían culminar en el éxito o en el mayor fracaso.

El caso de Richter es particular porque en ese laboratorio trabajaba sólo, apenas con la ayuda de un técnico, en el más cerrado secreto, y eso hizo que sus actividades levantaran sospechas en círculos intelectuales y militares, que condujeron finalmente a la cancelación de su proyecto nuclear. David agregó que luego se construyó todo un mito descalificador en torno a la figura de Richter con una intención deliberada: Para que a partir de entonces ningún presidente vuelva a designar a un solo hombre a cargo de un proyecto de semejante importancia estratégica.

Se presentó en nuestra mesa David Altheim, quien comenzó su afición a la ufología en 1972 y tuvo una sorprendente observación en Capilla del Monte, de una luz que comenzó a descender en vertical y aproximándose, lo que lo llevó a buscar refugio. El episodio sucedió el 20 de julio de 2002.

Luego intervino Lucas Larriera que es cineasta e hizo un documental sobre el pintor Esteban Lisa, quien vinculaba estrechamente su arte con una cosmovisión filosófica, un artista que hablaba sobre astronáutica, dimensiones y trascendencia, a través de un pensamiento con un profundo misticismo que en cierto modo recuerda esa integración de todas las actividades humanas en el sí mismo interior que describía tan bien Carl Jung.

Expresó Lucas que está trabajando en otro documental acerca de un tema olvidado: Una supuesta transmisión clandestina que procedía de la Luna durante el alunizaje de la Apolo 11. Esa noche del 20 de julio de 1969, al igual que todo el mundo, un radioaficionado argentino miraba la caminata de Armstrong y Aldrin en Canal 13 mientras estaba trabajando en la reparación de otro televisor, que era importado y necesitaba adaptarlo a las normas locales. Hecha la adaptación, al cambiar de canales para probarlo descubrió otra transmisión desde el módulo lunar, subió a la terraza para orientar su antena (tipo “budinera”) directamente a la Luna, entonces pudo ver unas imágenes mucho más nítidas que las de la transmisión oficial en Canal 13, pero las escenas de la caminata lunar que veía en simultáneo en ambas pantallas eran totalmente diferentes. En seguida sacó fotos al televisor importado para testimoniar esas diferencias. Este episodio, sea fabulación o realidad, no deja de ser intrigante! Recordemos que ya en 1969 corría el rumor de que la NASA transmitió el alunizaje no exactamente en directo sino con algunos minutos de retardo, los suficientes para chequear el material que se recibía y tener la posibilidad de cortar la señal si la misión terminaba en catástrofe con escenas que pudieran impresionar al público.

También le dimos la bienvenida a Belén que participa en el proyecto de Lucas, a Carlos Spinelli que es técnico mecánico y le interesa todo lo relacionado con avances tecnológicos, por su parte Ariel Nonini se refirió con detalle a lo aprendido de haber conocido a dos  conocidos ufólogos y ex pilotos: Wendelle Stevens y Pedro Romaniuk, en tanto que la psicóloga social Martha Ferreyra expresó que desde hace al menos dos décadas pertenece a la Fundación FICI creada por Pedro Romaniuk.

Elizabeth Nardini se presentó a la mesa de RIO54 dispuesta a contar una experiencia personal: Una noche de 1978, desde la ciudad de Buenos Aires vio un grupo de estrellas que dejaron de estar fijas y comenzaron a moverse en diferentes direcciones, de pronto se movían y luego se quedaban quietas en otra posición, finalmente se juntaron y desaparecieron. Nunca pudo encontrar una explicación racional a ese curioso fenómeno.
También se integraron a la mesa y contaron sus avistajes, viajes y convicciones Florencia Giménez (de Puerto Rico), Carlos A. Spinelli, Angeles Castro, Cecilia Cuerda, Franca Malvermi, Facundo González y Soledad Rodríguez ¡también todos llegados por primera vez!. Varios se refirieron a los logros tecnológicos de las culturas precolombinas y Mario Lupo se refirió a las leyendas de la Isla Mujeres en México, que tuvo oportunidad de recorrer recientemente. Cabe destacar que el Co-Coordinador de RIO54 Mario Lupo ha creado un altamente recomendable blog donde publica sus investigaciones: Ovnis, historia, mitos y leyendas. A lo dicho por Mario se sumaron las aportaciones de más habitués del Café Ufológico RIO54, dando lugar a una reunión muy variada, enriquecedora y gratificante! Como siempre, resulta imposible sintetizar todo lo que se comentó en el encuentro de noviembre, este resumen apenas contiene una mínima parte de los temas tratados y así debe ser, porque para saber todo lo que se dice en RIO54, hay que estar en RIO54

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 1 de diciembre, a las 18,30 en Río de Janeiro 54, CABA (No confundirse: Es el primer día del mes esta vez).

 Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.
También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.


1 comentario: