miércoles, 18 de enero de 2017

REVELACIONES Y OCULTAMIENTOS SOBRE OVNIS VISTOS DESDE AVIONES



Vista parcial de la reunión del Café Ufológico RIO54 de enero de 2017.


Una reunión magistral tuvimos en el Café Ufológico RIO54 del día 5 de enero. Fue el primer encuentro del año 2017 y resultó coronado por la presencia de más de 40 asistentes que animaron una enriquecedora charla sobre ovnis y temas conexos. Fue un encuentro admirable, aún siendo el primero del año y en pleno periodo de vacaciones veraniegas. De esta manera ingresamos en nuestro séptimo año de reuniones continuadas, realizadas en un lugar de acceso público como lo es el Café de la Subasta que tan amablemente nos recibe siempre, en el cual los coordinadores Mario Lupo y Rubén Morales procuran distribuir la palabra sin imponer ninguna línea particular de pensamiento, donde la libertad para abordar todos los temas con agenda abierta es la piedra angular del crecimiento sostenido en el tiempo de RIO54.

En el habitual mensaje de apertura, Rubén Morales expresó su solidaridad con Pablo Warmkraut, uno de los más consecuentes amigos de RIO54, quién se está reponiendo de las heridas sufridas durante un episodio de delincuencia e inseguridad de los tantos que se están produciendo en nuestra "bendita tierra argentina" -como la denominaba con esperanza Don Pedro Romaniuk. Enviamos un gran abrazo a Pablo, quien se está recuperando satisfactoriamente tras haber sufrido 3 heridas de arma blanca que pusieron en riesgo su vida. 

En segundo lugar se anunció que está próximo a lanzarse un nuevo café en Latinoamérica, se trata del Café Ufológico de Quito (Ecuador) inspirado y coordinado por la estudiosa ecuatoriana Adriana Urrutia, quien fue una activa integrante de RIO54 cuando estuvo en la República Argentina y ha tomado el modelo para realizar reuniones similares en su país.

En tercer término Morales se refirió a su reciente participación en el Forum UFOZ 2016 en la ciudad de Foz de Iguaçú, en el sur de Brasil, invitado por el investigador Ademar Gevaerd, oportunidad en que se lanzó su libro "Los ovnis de la Antártida" traducido al portugués y publicado en Brasil gracias a la iniciativa de Gevaerd. El Co-coordinador de RIO54 expresó su positiva sorpresa al comprobar que estos congresos brasileños reúnen a más de 20 conferencistas internacionales y llenan un auditorio con centenares de personas, todo acompañado por una gran producción de libros, merchandising, revistas y DVDs que por su volumen impacta a quienes estamos acostumbrados al escasamente provisto mercado ufológico argentino.

A continuación, como sucede en todas las reuniones del Café Ufológico RIO54, se dio la bienvenida a los participantes que llegan por primera vez. En principio se presentaron Alberto Scaravaglione y su esposa Cristina Alfano. Alberto es gerente del Planetario Móvil Buenos Aires, un emprendimiento que realiza actividades educativas astronómicas y también fabrica planetarios transportables.

Por su parte, Alejandro Caracciolo expresó que había quedado muy impactado por el fenómeno visto masivamente durante largas horas desde la ciudad de Buenos Aires y gran parte de la provincia el 17 de septiembre de 1985. Varios integrantes de la mesa, como Javier Stagnaro y Daniel Postizzi, coincidieron en informar que ese objeto había resultado ser un globo MIR francés de investigación estratosférica que había sufrido una avería y finalmente terminó precipitándose a tierra en la provincia de Santa Fe. Postizzi expresó que ese tipo de globos se utilizan para medir las corrientes de chorro en la alta atmósfera, las que luego son aprovechadas para reducir el consumo de combustible de los aviones que hacen viajes intercontinentales. Ana Serrano, amiga del Café Ufológico RIO54 desde sus primeras reuniones, expresó que más allá de las interpretaciones, aquel fenómeno de 1985 fue un formidable detonante del interés público en el tema ovni, además de que los circunstanciales testigos quedaron muy shockeados y aún siguen recordando el suceso con una fuerte emotividad. Para quienes deseen profundizar sobre ese caso, hay un minucioso informe que analiza todas sus aristas, publicado por Luis Pacheco (nos referimos al investigador bonaerense, no a su homónimo rosarino).

Rueda de presentaciones en el Café Ufológico RIO54.
Luego Vicente "Tito" Rótolo habló sobre sus saberes en ciencia, tecnología y electrónica, agregando que participa en el Observatorio de Parque Centenario que depende de la Asociación Amigos de la Astronomía. María Ester Vázquez, originaria de Gualeguaychú provincia de Entre Ríos, dijo que tomó contacto con el tema ovni cuando estudiaba en la escuela secundaria y un profesor de historia le acercó el libro "Recuerdos del futuro" de Von Däniken. Relató que era común hablar de ovnis en Gualeguaychú por su cercanía geográfica a la estancia La Aurora de Uruguay, a la cual grupos de vecinos concurrían en busca de alguna experiencia no convencional.

Como siempre decimos, cada reunión de RIO54 va tomando su propio tema, su propio clima, y en esta oportunidad los enfoques aeronáuticos prevalecieron en la agenda, máxime al haber todo un sector de nuestra larga mesa ocupado por técnicos aeronáuticos en actividad, entre ellos Ivana y Carlos que llegaron por primera vez, más otros como Jorge y Leandro que ya son habitués de RIO54 y también concurrió Daniel Valdivia que es ingeniero aeronáutico. Varios profesionales de la aviación dijeron que las aerolíneas comerciales suelen tener reportes de fenómenos difíciles de explicar, pero pocos se animan a informar tales avistamientos, ya que los pilotos deben someterse a un riguroso exámen psicofísico cada 6 meses y los aerotécnicos cada tres años. Un piloto se sorprendió al ver una luz en la punta del ala de su avión, que luego se fue desplazando por el borde del ala hacia el fuselaje y de ahí a la cola, para por fin salir disparada hacia el cielo. Claro que si informara este tipo de experiencias podría sellar su carrera laboral.

Medidor de campos magnéticos de última
generación, uno de los varios aparatos

exhibidos en la reunión por los aerotécnicos.
A continuación, comenzó a circular en la mesa una copia impresa del reciente informe 2016 de la CEFAE (Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales de la Fuerza Aérea Argentina), para debatir su contenido. En principio se elogió que la Fuerza Aérea tenga su mirada puesta en el tema ovni, aunque también llamó la atención que la totalidad de los 40 casos de ese informe resultaron explicados por causas naturales y queda flotando una duda ¿será esa la totalidad de los casos analizados por el ente oficial o son solo una muestra cuidadosamente seleccionada de casos explicables?
Se valoró que este segundo informe, a diferencia del de 2015, explica la metodología utilizada en el estudio de cada caso y además -también a diferencia del anterior- el nuevo documento incluye en portada el barroco logotipo que identifica a la comisión desde sus inicios y presenta escaneadas las firmas de sus responsables, como si hubieran tomado nota de las opiniones vertidas en este mismo blog sobre el informe del 2015: "no contiene sello de la oficina que lo emite y nadie firma como responsable. Es curiosa tal desprolijidad administrativa, a sabiendas de que la papelería castrense por tradición suele abundar en sellos, escudos, membretes y emblemas con la firma al pie del jefe de la repartición".

Un integrante de la mesa comentó que en estos documentos se reitera la inclusión de consultores extranjeros, como si escasearan en el país estudiosos nacionales suficientemente calificados para analizar una simple fotografía, además teniendo en cuenta que algunos avistajes podrían tener importancia estratégica para el espacio aéreo argentino.

RIO54 es una reunión de amigos con un tema que los une.
El histórico investigador Mario Coen recordó los años 60, cuando fue colaborador de otra comisión, la COPEFO (Comisión Permanente Para el Estudio del Fenómeno Ovni) de la Armada Argentina, bajo la dirección del Capitán Omar Roque Pagani, épocas en que la Fuerza Aérea también investigaba ovnis con el Comodoro Eduardo J. Palma y el Suboficial Roalde Moyano. Coen manifestó que sería importante poder acceder a los expedientes que habían acumulado las Fuerzas Armadas en esos años 60 y 70, archivos que eran muy voluminosos y que nunca se liberaron al público.

Javier Stagnaro se refirió a la comisión creada en el CITEFA en los años '90, a la que fue convocado para participar activamente. Era un equipo multidisciplinario que funcionaba bajo el liderazgo del Comodoro Juan Carlos Mascietti, del Capitán Daniel Perissé y del espeleólogo Julio Goyén Aguado. 

Y hablar de estos temas llevó a mencionar dos aspectos oscuros que siempre aparecen: La desinformación y el ocultamiento. Stagnaro recomendó a los interesados en conocer cómo operan los mecanismos de desinformación, la lectura del capítulo XIII del libro "Los ovnis de la Antártida" que revela los manejes del Proyecto Libro Azul y de la Universidad de Colorado acerca de los casos antárticos de 1965.

El Co-coordinador de RIO54 Mario Lupo introdujo otro caso más reciente también vinculado a investigaciones oficiales y ocultamientos, la explosión sucedida en Monte Grande en 2011, y Alejandro Aucana amplió el tema por haber investigado personalmente esa explosión, agregando que fue provocada por la caída de un objeto incandescente que impactó primero en un poste de luz y destruyó completamente una vivienda, con una víctima fatal como lamentable saldo.

Como en todas las reuniones, se hizo el habitual sorteo gratuito de materiales aportados por los asistentes, y entre ellos se sumó un curioso libro a la Biblioteca Circulante de RIO54, que merece destacarse por tratarse de una encomiable tarea de traducción realizada con verdadero profesionalismo por dos integrantes de nuestro café ufológico, Celeste y Sebastián. El libro puede también descargarse gratuitamente en PDF y es inquietante desde el mismo título: "El canto de sirena de los fantasmas hambrientos" de Joseph Fisher.

Y todo ésto es apenas un muy mínimo resumen de todo lo conversado en el encuentro de enero, porque -como siempre decimos- para saber todo lo que se dice en RIO54, hay que estar en RIO54

La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 2 de febrero, a las 18,30 en Río de Janeiro 54, CABA.

Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.
También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada